domingo, 30 de agosto de 2009

Qué triste es comer solo

No me gusta desayunar sola.
No me gusta hacerme la interesante leyendo el periódico.
No me gusta ir de cañas pero sí de merienda.
No me gusta dormir sola.
No me gusta estar sola en casa (aunque me encante estarlo y hasta las mil en mi cuarto escribiendo, retocando fotos, investigando).
No me gusta salir pronto de trabajar si no tengo otra cosa que hacer.
Ni me gusta tomarme la hora de la comida si sólo yo me oigo masticar.
No me gusta necesitar de algo o de alguien.
Me gustaría saber disfrutar de mí, me, conmigo.
No me gusta leer en este post, tantas veces, la palabra "sola".

Independiente y dependiente emocional.
Sí, y ¿qué?
No sé quién me hizo creer que es malo el querer pasar tiempo con la gente a la que quiero.
Ni sé quién me hizo creer que es mejor ser una almeja (o un mejillón) y encerrarte para evitar que te hagan daño los demás.
No sé por qué los "demás" son enemigos del "yo", ni sé por qué el "yo" me hará sentir mejor una tarde de domingo que el "tú".

Reivindico la tiranía de los pronombres...
... de los verbos conjugados, de ti y de mí.


Grito, porque soy muy escandalosa, que me gustas tú.
Que quiero ir al cine y comentar la peli con vosotros; ir en la búsqueda de calcetines; abrazarte, besarte y lamerte (porque me gusta tu 'calor corporal'); jugar a los superhéroes con ellos (que compartir la vergüenza es siempre más reconfortante); secuestrarla para beberme sus penas; hacer olas en la cama con mí, tú, él, ella, nosotros, vosotros y ellos.

Qué triste es comer solo sin poder pinchar de algún otro plato, ¡ains!

Inés azul, de Pablo Albo y Pablo Auladell

"Llamamos a las olas para que nuestra playa no se quede sosa.

Le levantamos la orilla al mar y miramos debajo.

Los peces se van gritando, siemprelos pillamos desnudos.

Hacemos montañas de arena y las escalamos.

Acabamos derrotados".

¡Pero juntos!

18 comentarios:

Proyecto de Escritora dijo...

Todo es mas bonito si se comparte, y aunque hay que tener cuidado a quien nos mostramos, hay que hacerlo, sino la vida sería un sinsentido.

Un beso.

Me ha encantado este post.
¿Comemos juntas? jaja

sonoio dijo...

que divertida tu revolución!!

lo primero que leo en la mañana

gracias
me voy con una sonrisa

DIAVOLO dijo...

¡Vivan todos los pronombres! A mí no me gusta la soledad no elegida, pero necesito mis momentos (muchos), y me gusta compartir. Tampoco me gusta despertar solo, desayunar solo, comer solo y escucharme masticar...

Un beso... no estás sola.

María José Ballesteros dijo...

Yo reivindico...
Huir de las compañías indiscriminadas por necesidad y guiarse por la pasión de conocer y compartir soledades, sin fingir, sin tapujos, sin mentiras que tapan la verdad, y la verdad es que nos duele vivir sin abrazar y que nos abracen, nos duele vivir en la sociedad de los sillones uniplaza que dan masajes.
Brindo por los momentos que contienen eternidad lejos de las rutinas y de comer a las 2 en punto siempre contigo y macarrones como todos los martes...

Carlos dijo...

Di que sí!!
No sé yo tampoco quien fue pero desde luego que sus ideas ya tienen fecha de caducidad porque la revolución ha comenzado!!
Soy también I+DE y qué?

¡¡Holaaaaaaaa!!


Un abrazo revolucionario :)

J. eMe. dijo...

LlegarMe hasta aquí y leerTe y al hacerlo sentirTe y entenderTe; llegarMe, hacerlo, pensar y comprenderTe; llegarMe hasta aquí es unirMe y sentirTe en tus pronombres, mis pronombres, palabras bailando y saltando a tu alrededor. LlegarMe hasta aquí y leerTe es abrir de golpe las puertas de la soledad para acompañarTe y picar de tu plato; llegarMe compartir el mío y reir juntos dejando atrás tristezas, llegarme es olvidar el mañana, recuperar el ayer, ese ayer y hacerlo nuestro siendo hoy, sólo hoy. LlegarMe hasta aquí y leerte es cumplir un sueño y, al hacerlo, girarMe, verTe y sentir que mis pensamientos son los que nos guían. LlegarMe hasta aquí, leerTe y sentirTe a través de tus verbos es dejar de reconducir y hacerlo para quedarMe, acompañarTe y darte ese abrazo con todo, ese beso de quererTe y aliviarTe; llegarMe hasta aquí es hacerlo en yo, pensando en ti y centrarMe en nosotros para, juntos, escribir y compartir versos, silencios, risas y palabras y hacerlo a golpes de corazón limpio mientras saltamos bailando entre tus pronombres...

Sabes ? Aquella estación ya no huele a sándwich de Rodilla, huele a fresco, a azahar y lavanda, huele a colonia de niño y a piel suave, huele a caricia entregada y a tu abrazo... con todo

Un beso enorme... de quererte.

. . .

LUCIA-M dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LUCIA-M dijo...

Llegue aquí por el rastro que dejaste en mi blog,
Y me encanto leer él tuyo es fresco y muy interesante.
Yo lo de comer sola no lo llevo mal auque si me gustaría comer con alguien que me hiciera reír.
Besos .y felicidades por tu blog.

ESE dijo...

Eres muy granda, muy amabla, muy sentida... No permitiremos que estés sola, porque en el paraíso de los superhéroes nada es lo mismo sin tu presencia. Y el quererte siempre cobra sentido.

Capri c'est fini dijo...

La soledad es una mala compañera de piso si no es buscada, si no es elegida. Si es impuesta, te amarga y te pierde. ¿Por qué si de merienda y no de cañas? Pero sí irse de cañas es merendar pero con alcohol... jajajaja
Se puede ser independiente y dependiente al mismo tiempo. Se puede ser contradictorio y a la vez congruente, porque ¿quién dicta lo que está bien y mal? ¿quién dijo que teníamos que ser perfectos? Yo, que suelo estar siempre acompañados de otros, a veces reivindico mi yo quedándome a solas conmigo mismo.

Un beso.

unpocodetodo dijo...

Vaya... me has dejado realmente impresionada, con muy pocas palabras pero con muchas ideas a las que dar vueltas en mi cabeza...

Un beso

NityaYang dijo...

Una ballena, un oso, un pingúino y un pequeño reno me esperan en la cama... Menuda orgía me espera esta ncohe :))) Antes de irme a la cama...

*** Poryecto de escritora: Encantada de comer con vos, ¿qué te apetece? Los sinsentidos de primero no me gustan, y mira que no soy milindriquis. El entrante lo escoges tú. BESOS!

*** Sonoio: ¿De verdad q dibujé una sonrisa? Y mira que decían que no sabía dibujar ;) Gracias mil, tú sí que me redibujas muecas por todos lados cuando "te veo" en la Luna.

*** María: Mi apasionada, tierna, cierta, brillante, contundente, plena, multicolor... María. Es que nunca sé qué decir ante TANTO... Sí, nos duele el uniplaza y odio el fingir, se me da mal... Y una rutina compartida entre soñadores es la mejora terapia de puntos suspensivos que conozco. A las 2, ahí estaré.

*** Diavolo: Eres un encanto, además de tener unos hermosos versos pero no quiero que pienses que sólo "te deseo por tus versos", también me gusta tu intelecto (a estas horas de la mañana debería ahorrarme este festival del humor que sólo yo entiendo). Resumamos pues: GRACIAS por tan grata compañía.

*** Carlos: pensaba q te habías perdido o fugado con uno de mis calcetines! Holas!!!! Y bienvenido a la revolución...

*** J. eMe: BU! Pfff, Gracias!!!!

*** Lucía: Sonrisas te mando, todas, que quiero que vueles... Adoro la sencillez de la pasión contenida con la q te desatas. Otro abrazo, de los de verdad

*** Capri: Será la única persona de la población a la q no le gusten las cervezas? Porque forma parte de mi congruencia ser caótica que rima con...

*** ESE: Ese no, tú. ¿Cómo voy a estar sola? Si es que sería de idiotas querer estarlo pudiendo estar con personas como tú, mi pequeño bebé. Guapo, que te quiero... Y límpiate las gafas ya... que el baho no te deja ver el horno ;)

*** Unpocodetodo: muchas ideas sobre? NOs tomamos un café y me lo cuentas?

Buenas noches... a ver si estos me hacen un hueco en la cama, pzzzz!

Napoleon dijo...

Tienes razon, la soledad a veces es extremadamente triste y fea. aunque tambien es bueno estar solo pero no tanto. nunca pude almorzar solo, siempre lo hago en compañia de alguien, aunque no lo conosca.

Saludos!

*Sechat* dijo...

Es cierto. Es mucho más bonito el tú que el yo y mucho más el nosotros. La soledad es buena en su justa medida y sólo (valga la redundancia) cuando uno la busca, nunca cuando viene impuesta. Besos.

AAN dijo...

Tantas veces soledad sin elección...

Besito rojo

*Sechat* dijo...

De todo corazón espero que los tres premios que tienes en mi blog y que puedes retirar de allí cuando quieras, te alejen de esa tristeza y soledad que descubren tus palabras. Un abrazo.

Iván dijo...

Hola sigo tu blog hace tiempo y me gustaría tenerte a ti también como seguidor del mío, te invito a que lo hagas, un saludo

Maruka dijo...

He encontrado tu blog por casualidad, y me está gustamdo mucho! :)
Sobre todo este post, con el que comparto bastantes ideas... a mi tampoco me gusta comer sola, y tengo que hacer unos 3 días a la semana!!! Qué feo es escucharse masticar. Y lo peor es escucharse masticar sabiendo que hay alguien que también estará masticando solo y con quien no puedes juntarte! :(


Dependamos de quien queramos depender, sobre todo emocionalmente. Me apunto a tu revolución.


Un beso!