sábado, 3 de enero de 2009

Los amorosos, de Jaime Sabines

Vuelvo a leer este poema después de algunos años, ya unos cuantos, y aún me sigo reconociendo. ¿No eran los años los que te hacían madurar? Creo que mi corazón se afilió a otro partido... El día menos pensado me monta un golpe de Estado. Si no... al tiempo.


Los amorosos callan. El amor es el silencio más fino, el más tembloroso, el más insoportable. Los amorosos buscan, los amorosos son los que abandonan, son los que cambian, los que olvidan. Su corazón les dice que nunca han de encontrar, no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos porque están solos, solos, solos, entregándose, dándose a cada rato, llorando porque no salvan al amor. Les preocupa el amor. Los amorosos viven al día, no pueden hacer más, no saben. Siempre se están yendo, siempre, hacia alguna parte. Esperan, no esperan nada, pero esperan. Saben que nunca han de encontrar. El amor es la prórroga perpetua, siempre el paso siguiente, el otro, el otro. Los amorosos son los insaciables, los que siempre —¡qué bueno!— han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento. Tienen serpientes en lugar de brazos. Las venas del cuello se les hinchan también como serpientes para asfixiarlos. Los amorosos no pueden dormir porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la obscuridad abren los ojos y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana y su cama flota como sobre un lago.
Los amorosos son locos, sólo locos, sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas temblorosos, hambrientos, a cazar fantasmas. Se ríen de las gentes que lo saben todo, de las que aman a perpetuidad, verídicamente, de las que creen en el amor como en una lámpara de inagotable aceite.
Los amorosos juegan a coger el agua, a tatuar el humo, a no irse. Juegan el largo, el triste juego del amor. Nadie ha de resignarse. Dicen que nadie ha de resignarse. Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla, la muerte les fermenta detrás de los ojos, y ellos caminan, lloran hasta la madrugada en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.
Les llega a veces un olor a tierra recién nacida, a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas, a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios una canción no aprendida. Y se van llorando, llorando la hermosa vida.
Texto_Jaime Sabines
Ilustración_Benjamin Lacombe

10 comentarios:

María José Ballesteros dijo...

Estas palabras son un himno.
Cuánta belleza encierran, cuánta verdad!
Decías que sentías envidia de ese beso...yo también, lo reconozco, no es cualquier beso.
En el gris me faltan los latidos que quisiera sentir y a cambio tengo los míos que cada días suenan más como un eco que retumba por todas las paredes y me dejan sorda y sola, pisoteando las calles de mi pequeña ciudad con gente, sin nadie...

Nébula dijo...

aunque mi concpeto del amor es radicalmente distinto, reconozco que el poema es buenísmo eh?
y del ilustrador bua, que te digo, genial!
¿Cómo te está tratando el año que recién empieza n_n?

Carlos dijo...

Loco inconformista el amor frente al monótono tiempo,y en medio el corazón.
Me gustó mucho el poema y el escenario en donde lo ubicaste
El 2009 suma 11 un número amoroso :)
Un abrazo!!

Mademoiselle Jolie dijo...

Ay yo no es que ya no sé si creer en el amor pero bueno... la ilustración que has puesto me parece preciosa. Un besazo y anímate con los bolsitos ;)

*Sechat* dijo...

Reflexión llena de aciertos y de verdades. Me he creído reflejada en parte, aunque luego me han surgido terribles dudas. En todo caso, precioso y la ilustración también. ¡Feliz 2009!

Mónica dijo...

precioso poema... y me gustó tu blog!!

Nos vemos ¿si? Bsss. y feliz año 2009

NityaYang dijo...

Holas a todas mis niñas...
María José... ya sabes que si admiro tu lírica en trazos es porque converge perfectamente con la mía en palabras. Me gustaría decirte que no estás sola pero ante tanto melodrama no quedaría convincente, ¿no? Así que, ¿qué te parece si hacemos el pacto de intentar disfrutar cada día "de este corazón, fuente de toda magia e infortunio"? Porque lo que lo que lo que sabemos cualquiera lo puede saber pero nuestro corazón tan sólo es nuestro? ;))) GUAPA!!!

Mi mágica Nébula: seguro que es más sano no ver el amor de esta forma... yo siento ser una eterna insatisfecha pero, ¿qué le voy a hacer? El año no ha empezado de forma espectacular pero supongo que por mi actitud... Está claro que si no triunfan "mis amores" debería ser menos injusta porque estoy rodeada de los mejores amigos del año, y eso no tiene precio. Así que OLE por el 2009... Y un OLE por vos!

CARLOS!!! Siempre eres un mar en calma por pura generosidad y solidaridad. Gracias y gracias... un 11 eres tú.

Mademoiselle ;) Sí, me pondré tu bolsito para pasear (cuando haga menos frío), me animan las cosas con colores y si estás hechas con cariño más... Y sí, hay que seguir creyendo en el amor... ¿qué hay más mágico que dos personas se encuentren en el mismo lugar y sientan lo mismo en el mismo instante? Pue eso, magia, pero la magia tiene que aparecer de forma excepcional para que no nos acostumbremos, pzzzzz. Eso sí, la ilustración es linda, cuánta gente con talento, madre!!!

Sechat, pues pese a todo me alegra que te hayas sentido identificada, quien es capaz de vivir las emociones de esta manera también es capaz de disfrutarlas con la misma intensidad.

JO, cuántas chicas grandes aparecisteis en esta entrada, y que aforismos masculinos más bien traidos!!! jajaja.

MUASSSSSSSSSSSS

Dara Scully dijo...

Quizás debieron ser menos amorosos.


Un miau

Alhy dijo...

Cuantas cosas que decir:

1- Thanks por recordadme por qué me gusta tanto escribir :)

2- Me ha encantado/sacudido/subyugado este poema, gracias por descubrirmelo :)

3- ¡Me muero de ganas de ver a Vetusta Morla en directo! Se estan convirtiendo en my favorite spanish band :)

4- Se está muy bien aqui...

Welcome Kisses ***

Francisco Martins dijo...

So beautiful...I Love it!

Francisco Martins
www.subversivetales.blogspot.com
www.subversivetales.com